Teléfono 967 614 263
e-mail: info@albacoy.com

Metodología


businessman writing idea conceptRigor, profesionalidad, discreción, seriedad, credibilidad, son pilares en los que se basan todos los miembros de Albacoy como método de trabajo. Sabemos que nuestro futuro depende de la aplicación de esos valores y que demás son la base de la confianza que nos demuestran nuestros clientes día a día.
Sin embargo, en la sociedad actual se exige algo más. Por ello, Albacoy se nutre de profesionales especializados en los distintos sectores de investigación y está constantemente actualizada adaptándose a los últimos cambios legislativos que puedan afectar a nuestros clientes, manteniéndose al día de los últimos avances en seguridad e investigación y adquiriendo la más moderna tecnología. Todo ello hacen a Albacoy una agencia moderna y en vanguardia.

Cada caso se analiza de manera individual, teniendo en cuenta las necesidades de nuestros clientes, y las circunstancias concretas que hacen especial y distinto su caso respecto a los demás. El análisis personalizado de cada expediente, son los cimientos del éxito final.
Finalmente y una vez finalizado el encargo, se le entrega a nuestro cliente un informe con la información obtenida, en el que se incluyen todas las pruebas gráficas (fotografías, vídeos…) y documentales conseguidas. Dicho informe podrá ser usados tanto como particular como aportarlo como prueba a los tribunales y será ratificado por Albacoy en su caso.

“El testimonio emitido por los detectives privados tiene a favor de su veracidad, no sólo la garantía de la profesionalidad exigible, y en principio, presumible en una profesión reglamentada legalmente, sino también la que, de modo innegable, proporciona la precisa y continuada dedicación al objeto y ulterior testimonio a emitir en las complementarias acreditaciones gráficas o sonoras de que suele ir acompañado, lo que no obsta, obviamente, a la neutralización de dicho medio probatorio por otro u otros, de superior o idéntico valor justificativo, obrante en autos”. Sala de lo Social del Tribunal Supremo, sentencia de 6 de noviembre de 1990.