Teléfono 967 614 263
e-mail: info@albacoy.com

Preguntas Frecuentes


1.       ¿En qué me puede ayudar un detective privado?

Los detectives pueden aportarle INFORMACIÓN y pruebas que resuelvan directamente sus dudas o un problema puntual. También en base a dicha información veraz y comprobada que le aporta un detective privado, pueda tomar la decisión más conveniente para sus intereses. Adoptar una medida sin la información correcta, es tener muchas probabilidades de equivocarnos. Si tenemos en cuenta que muchas de nuestras decisiones suelen afectar a temas fundamentales de nuestra vida personal o laboral, hacerlo con la información correcta es imprescindible.

 2.       ¿Puedo contratar un detective privado? ¿Cómo lo hago?

Los detectives privados son titulados universitarios que desempeñan una profesión liberal con despachos abiertos al público como cualquier otra profesión (abogados, peritos, asesores, etc.). Tanto las personas físicas como jurídicas pueden contratar los servicios de un detective privado. Para contratar solo ha de tener “interés legítimo” en la investigación del caso concreto que se va a encargar. Es decir, ha de tener alguna vinculación laboral, contractual, familiar, etc. con el objeto de investigación.

Al realizar el encargo, se firmará un contrato de servicios con la agencia de investigación. Luego se realiza el trabajo solicitado y con la información obtenida se redacta un informe que se entrega al cliente.

3.       ¿Sus informes sirven como prueba ante un juzgado?

La mayoría de los informes de los detectives privados se aportan a los procesos judiciales. No sólo son válidos, sino que además, en muchos de esos procesos se convierten en una prueba clave para que el tribunal emita la sentencia en sentido favorable al cliente.

 4.       ¿Puedo contratar a otro personal para hacer investigaciones?

No se puede. Sería un delito de intrusismo profesional. Es ilegal y puede tener consecuencias para el cliente y para el falso detective.

  •  Los artículos 19 de la Ley 23/1992 de Seguridad Privada y 101 de su Reglamento establecen que sólo los detectives privados pueden realizar las funciones de obtener y aportar información y pruebas sobre hechos relativos a los ámbitos económico, laboral, mercantil, financiero o personal; a la investigación de delitos privados y a la vigilancia no uniformada en ámbitos de gran concurrencia.
  • Conforme a la citada normativa, la contratación dolosa o negligente de personas no habilitadas está sancionada con infracción grave y con multa de hasta 3.000 euros (art. 154 RSP).
  •  Los informes emitidos por personas no habilitadas no constituyen documentos aportables como prueba a procedimientos judiciales (art. 265.1.5 LEC).
  •  Sólo los detectives privados están exentos del deber de informar a la parte investigada de la existencia de la investigación (resoluciones E-00128/2004 y E-00778/2005 de la Agencia Española de Protección de Datos).

 

5.       ¿Cuáles son los requisitos que se necesitan para ser detective privado?

Los detectives privados ejercen su profesión tras ser habilitados por el Ministerio de Interior, que les otorga un nº de TIP (Tarjeta de Identificación Profesional). Entre otros requisitos, para obtener dicha licencia se necesita estar en posesión del título universitario de Detective Privado, que se imparte actualmente en varias universidades españolas.

Requisitos:

  1. Ser mayor de edad.
  2. Tener la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.
  3. Poseer la aptitud física y la capacidad psíquica necesarias para el ejercicio de las respectivas funciones sin padecer enfermedad que impida el ejercicio de las mismas.
  4. Carecer de antecedentes penales.
  5. No haber sido condenado por intromisión ilegítima en el ámbito de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, del secreto a las comunicaciones y de otros derechos fundamentales en los cinco años anteriores a la solicitud.
  6. No haber sido sancionado en los dos o cuatro años anteriores, respectivamente, por infracción grave o muy grave en materia de seguridad.
  7. No haber sido separado del servicio en las Fuerzas Armadas o en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
  8. No haber ejercido funciones de control de las entidades, servicios o actuaciones de seguridad, vigilancia o investigación privada, ni de su personal o medios, como miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los dos años anteriores a la solicitud.
  9. Superar las pruebas que acrediten los conocimientos y la capacitación necesarios para el ejercicio de las respectivas funciones.
  10. Estar en posesión del título de Bachiller, de Técnico Superior, de Técnico en las profesiones que se determinen, u otros equivalentes a efectos profesionales, o superiores.
  11. Estar en posesión de diploma de detective privado, reconocido a estos efectos en la forma que se determine por Orden del Ministerio del Interior y obtenido después de cursar las enseñanzas programadas y de superar las correspondientes pruebas (formación en la Universidad a nivel de diplomatura de, al menos, mínimo 3 años de duración y 180 créditos).